2015(e)ko azaroa 30, astelehena

El avance de la censura fascista persiste


Ese es el titular que sacamos de la última jornada liguera vivida en El Sadar. Habíamos informado con antelación de que íbamos a desnudar los miserables argumentos policiales bajo los que se escudan los responsables de la represión que sufrimos los socios/as de Graderío y Tribuna Sur.

Acordaros de que pese a asumir que el lema era legal, nos quitaron las pancartas por considerar que no eran aptas ya que no era material ignífugo y por lo tanto prohibido en los estadios donde se juega la competición al mando de la LFP. Todo esto te lo dicen mientras ves como diferentes operarios van extendiendo por el estadio pancartas publicitarias con material que seguramente no recomendaría el cuerpo de bomberos para la confección de sus uniformes de trabajo.


Siguiendo con la campaña anti-represiva, hicimos llamamiento para que la afición llevara pancartas, banderones y demás material de animación para desmontar sus argucias censuradoras y para, como no, dar colorido al estadio y empujar al equipo. Desde luego la denuncia la íbamos a mostrar como viene siendo habitual en los partidos de El Sadar.



Allí que colocamos la pancarta mensaje y otras mas…y claro, al paso de las horas íbamos constatando que el empeño del responsable policial (Sr Corujo) seguía siendo la de sacar la tijera y volver a atacar el derecho universal a la libre expresión.

Todo esto, sin que le dirección del Club haga nada por defender los derechos de los socios/as y aficionados/as rojillos que nos situamos en las gradas que por otra parte han demostrado ( y vaya que si lo ha hecho…) ser el pulmón de El Sadar.

Una cuestión esta última, la de la situación de Graderío Sur, que preocupa a la masa rojilla y no solo al aficionado/a, también a la plantilla y al cuerpo técnico. Asi ha quedado reflejado en las declaraciones hechas tanto por algunos de los capitanes (Oier Sanjurjo) como por el propio Martin (“Al tema de Graderío Sur, hay que darle solución…”)

Nosotros seguimos desmontando públicamente el recorte de derechos que se viene soportando desde la temporada pasada, y no pedimos otra cosa que respeto para los aficionados/as rojillos que, aceptando el reto (ya que está tan de moda…jejejeje) de ser quienes guiemos la animación que empuja al equipo hacia la victoria, se nos deje hacerlo con total libertad y sin censuras.

Y para acabar una serie de incógnitas en forma de pregunta para la directiva y el aficionado/a rojillo:

1-¿Por qué la pancarta de 1987 con la cabeza de jabalí se pudo colgar sin problemas en las gradas del J. Zorrilla y NO en las de El Sadar?

2- ¿Son ignífugas las pancartas que se sacan en otras zonas del Estadio?

3- ¿Por qué no se hace nada por acabar con la ilegalidad del continuo secuestro de banderas/bufandas/camisetas con el emblema del Arrano Beltza, mas teniendo en cuenta que existe una sentencia favorable como se ha podido ver en prensa estas semanas atras?

4- ¿Por qué se amenazó a aficionados rojillos por portar banderas del Che y de Action Antifaschistische o una camiseta de "Jimmy Vive" y quien les defenderá ante este atropello?

 5- ¿Está dispuesta esta directiva a dar la cara en defensa del aficionado/a y del socio/a que se sitúa en la zona Sur del estadio y acabar así con este continuo ataque a los derechos y libertades?

6- ¿Hay algún abogado/a entre ustedes?, ¿Si verdad?…ejem…

Borrokak aurrera darrai….